Translate

Pan de Pita

Pan de pita

 

Ingredientes para unos 8 panes de 100 g o 10 de 75 g
300 g harina de fuerza
200 g harina semi integral
325 g agua
18 g aceite oliva
15 g azúcar
5 g levadura fresca
8 g sal

 

Procedimiento
En un bol mezcla bien todos los ingredientes, una vez tengas una masa homogénea deja que repose tapada por unos 10 minutos.
 
Pasados los 10 minutos de reposo, procede a echar un chorrito de aceite sobre la mesa de trabajo y extiéndelo un poco con la mano, pasa la masa del bol a la mesa y procede a amasar por unos 10 a 15 segundos. Vuelve la masa al bol y deja que repose por otros 10 minutos.
 
Vuelve a repetir el proceso de amasado y reposo dos veces más.
 
Cuando termines el amasado vuelve la masa al bol y déjala reposar por una media hora.
 
Coloca la plancha de hornear en una posición media del horno y precaliéntalo a 250º.
 
En una superficie ligeramente enharinada procede a dividir la masa en porciones de unos 100 g para unos panes pita grandes o en 75 g para unos medianos.
Haz unas bolas con cada porción de masa y deja que reposen tapadas por 15 minutos.
Con un rodillo y ayudándote de un poco de harina haz un disco con cada bola de masa, trata de conseguir un disco de unos 5 mm de grosor, una vez hechos déjalos reposar por unos 2 a 3 minutos.
 
Coloca los discos de masa sobre un papel de hornear, y con ayuda de una pala de panadero pásalos a la plancha de hornear, según el tamaño de tus panes podrás hornear dos o tres por vez.
En 3 o 4 minutos los tendrás listos, puedes observar que pasado el primer minuto los panes comienzan a hincharse dentro del horno hasta que toman la forma de pequeños y deliciosos almohadones, ahí está el secreto que los hace huecos, es todo un espectáculo verlos crecer.
 
Tienes que vigilar que no se doren demasiado, lo que los dejaría crocantes y quebradizos, la idea es que los panes pita se mantengan tiernos y flexibles, así que hasta que le cojas el tranquillo a tu horno conviene ir vigilando los resultados.
Una vez que los saques del horno estarán hinchados y llenos de vapor caliente, así que ten cuidado al manipularlos, pásalos a un paño de cocina limpio y envuélvelos.
 
Cuando estén fríos los puedes guardar en una bolsa tipo ziploc para que se mantengan tiernos o congelarlos.
A la hora de utilizarlos los puedes tostar un poco y ya estarán a punto para recibir los más variados rellenos que te puedas imaginar.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

TOP 1O

En mauricioperdigones.dulcesysaladosbymauri.com participamos de forma activa en el " programa de Afiliados de Amazon EU" Esto trata de una forma de publicidad basada en afiliación , de tal manera que las paginas como esta tenga una forma, a través de la publicidad, de obtener comisiones. Este es el motivo por cual están incluidos en este blog enlaces de Amazon.es